Páginas

jueves, 24 de marzo de 2011

Crítica de 'Piraña 3D'

Ya podéis leer la crítica de PIRAÑA 3D la divertidísima película de Alexandre Aja que por fin llega a nuestros cines.

Después de una serie de temblores submarinos se liberan unos peces prehistoricos devora hombres en el Lago Victoria. Allí, un grupo de extraños deberá unir sus fuerzas para evitar ser la comida de esas "dulces" criaturas.

Una de esas personas (Elisabeth Shue) tendrá una única oportunidad para salvar el lago y a su familia de ser devorada. Ella tendrá que arriesgarlo todo para destruir a las pirañas por sí misma.


- CRÍTICA:

Desde que deslumbrase a los aficionados del cine de terror con su brillante Alta Tensión, la adaptación (no-confesa) de la novela Tensión de Dean Koontz, el francés Alexandre Aja se ha convertido en un director muy a tener en cuenta dentro del género.

Su carrera desde entonces está ligada a los remakes y se ha encargado de realizar nuevas versiones de Las Colinas Tienen Ojos, Into the Mirrors y Piraña. Si las dos primeras eran (más o menos) remakes de las obras de Craven y Sung-ho Kim, en esta ocasión ha cogido el título de Joe Dante de 1978 para realizar una auténtica gamberrada en 3D que no tiene nada en común con la original (a excepción de los peces).

Y es que nadie puede tomarse en serio el último trabajo de Aja ya que ni el mismo lo hace. Piraña 3D no engaña a nadie ya que ofrece lo que todos podemos esperar de un producto así: peces letales, chicas en bikini y sangre... mucha sangre. Además Aja sabe ponerse bruto como nadie y el ataque de las pirañas es pura casquería al servicio del entretenimiento. Piraña 3D es uno de los pocos título por los que merece la pena pagar por el 3D, ya que en esta ocasión los salpicones de sangre, vómitos y demás fluidos corporales se convertirán en un compañero más durante la proyección.

Desde su inicio, con cameo de Richard Dreyfuss incluido, Piraña 3D es uno de los títulos más divertidos, palomiteros y brutos que nos hemos encontrado últimamente en una pantalla de cine. Un título perfecto para disfrutarlo en compañía de tus amigos o de una novia enrollada.

Además sirve para reencontrarnos con unos recuperados Elisabeth Shue y Christopher Lloyd así como un (más gamberro que nunca) Jerry O´Connell. Por cierto, ojito también al delirante papel de Eli Roth.

Lo Mejor: Su sentido del humor. Su brutalidad.

Lo Peor: Lo que ha tardado en llegar a nuestras pantallas.

No hay comentarios: